Comienza el servicio de vigilancia en las Playas con nuevas normas de seguridad y prevención

Más de 40 socorristas formarán parte del 15 de junio al 30 de septiembre del  Plan de Vigilancia y Rescate en Playas y Salvamento en el Mar (Copla) en el litoral de San Pedro del Pinatar, que este año se ha adaptado a normas sanitarias, de prevención y seguridad, para evitar la posible propagación del coronavirus COVID19 y ha aumentado el periodo de vigilancia en las playas del Mediterráneo.

La alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, y la concejal de Policía y Protección Civil, Ángela Gaona, han presentado esta mañana en la playa de El Mojón el Plan Copla 2020 para el municipio, que se desarrolla del 15 de junio al 30 de septiembre en los 13 kilómetros de playas de la localidad, en el Mar Menor y el Mediterráneo.

Así, este plan se inicia, como cada año con la vigilancia en las playas de La Puntica, Villananitos y La Mota, del 15 de junio al 30 de septiembre, mientras que en las playas del Mediterráneo (El Mojón, Torre Derribada y La Llana), dada la afluencia de bañistas, el periodo de vigilancia de baño se ha adelantado y comenzó ya el pasado sábado 20 de junio, hasta el próximo 15 de septiembre, en horario de 11:00 a 19:00 horas.

La alcaldesa ha explicado que el reto principal de este año ha sido adaptar los protocolos de rescate y salvamento a la emergencia sanitaria, para minimizar los posibles riesgos de contagio del coronavirus COVID19.

Así, se ha dado formación específica a todos los socorristas sobre el virus, se han adaptado los protocolos de rescate y salvamento a las nuevas normas y directrices sanitarias, como se ha podido comprobar hoy en un simulacro realizado por parte de la plantilla, además se han dotado a los mismos con equipos de protección individual y equipos de desinfección y limpieza, en los puestos y atalayas de vigilancia.

San Pedro del Pinatar cuenta además con tres puntos de baño accesible en La Puntica, Villananitos y El Mojón, que este año se gestionan a través de cita previa en el teléfono 968 182 301. El objetivo es ofrecer el baño adaptado con las máximas garantías y evitar concentraciones en las plataformas.

La alcaldesa ha recordado también que, a través del órgano gestor de playas, se ha elaborado un plan de contingencia que incluye estas y otras medidas en materia de prevención, seguridad, limpieza y desinfección.

Así, se ha puesto en marcha un sistema de megafonía informando a los bañistas de las nuevas normas y medidas de seguridad en playas, entre las que destacas respetar la distancia de seguridad tanto en la arena como en el agua, no compartir juguetes y otros efectos personales o tirar los residuos en bolsas cerradas en las papeleras y contenedores.

Otras medidas son la prohibición del uso de lavapíes, aseos y vestuarios. En cuanto a servicios como las hamacas y sombrillas, los chiringuitos que los gestionan han elaborado planes individualizados de prevención, en los que se incluye las distancia entre dichos elementos, así como la limpieza y desinfección periódica de los mismos.

El Plan incluye también un completo plan de limpieza y desinfección de las playas, pasarelas de acceso, paseo marítimo, mobiliario urbano (papeleras y bancos), etc.

La alcaldesa ha señalado que este plan se irá adaptando a la recuperación progresiva de la normalidad y a las reglas marcadas por las autoridades sanitarias. Además, el documento contempla diferentes escenarios como, en el que caso de que fuera necesario, el control de acceso a la zona de los baños de lodos, si se detectara una afluencia que no permita la distancia mínima de seguridad, o el refuerzo del servicio de socorristas, que inicialmente se prevé en 42 pero que podrá incrementarse a través de una bolsa de trabajo abierta.

Para desarrollar su trabajo, los socorristas y efectivos de protección civil cuentan este año con doce Atalayas de vigilancia y salvamento en las playas del Mar Mediterráneo, entre los que destaca el nuevo puesto presentado hoy en El Mojón; tres puestos de vigilancia, salvamento y primeros auxilios y cinco sillas de proximidad en el Mar Menor.

Estos puestos están equipados cuatro piraguas de salvamento, dos motos de rescate acuático, dos embarcaciones de salvamento, un quad y moto todo terreno, un nuevo vehículo todo terreno, 27 bicicletas, cinco sillas anfibias, 3 juegos de muletas anfibias, tres juegos de muletas anfibias y dos grúas para personas con movilidad reducida.