La fotógrafa Mar Sáez expone en San Pedro del Pinatar su serie “A los que viajan”

El espacio de Artes de la Casa de la Cultura acoge hasta el próximo 7 de diciembre esta muestra en la que la autora local explora el mundo que rodea a los viajes en coche compartidos entre gente que no se conoce.

La concejal de Cultura de San Pedro del Pinatar, Mª Carmen Guirao, y la fotógrafa pinatarense Mar Sáez inauguraron el viernes, 8 de noviembre, la muestra ‘A los que viajan’, una serie fotográfica sobre los viajes compartidos en coche que recoge, a través del objetivo, carreteras, estaciones de servicio, lugares de paso pero, sobre todo, retrata a esos compañeros de trayecto en tiempo de tránsito.

Esta exposición está programada dentro del Plan de Espacios Expositivos, promovido por el Instituto de las Artes Escénicas, ICA, con el fin de patrocinar y dar a conocer a los artistas de la Región, a la vez que se da la oportunidad a los ayuntamientos, de poner en valor las salas de Arte con programaciones de calidad.

Mar Sáez (San Pedro del Pinatar, 1983) estudió Psicología y Comunicación Audiovisual y se especializó en fotografía contemporánea. Tras una época dedicada a la prensa, ahora se centra en la fotografía a través de proyectos personales explora las realidades que le preocupan.

Ha participado en exposiciones individuales y colectivas en España y Estados Unidos, atesora dos Premios Lux en categoría Documental, en 2016 publica su primer fotolibro ‘Vera y Victoria’ con la editorial francesa André Frère Editions, trabajo que le valió múltiples reconocimientos y en 2018 publica la actual seria “A los que viajan” en Phree, con textos del escritor Miguel Ángel Hernández.

En esta serie, la fotógrafa pinatarense muestra su visión sobre esta forma de compartir espacio e intimidad durante el tiempo que dura un trayecto que supone los viajes compartidos, una práctica que realiza de manera  habitual y que le llevo a construir este proyecto.

“Desde hace varios años el viaje se ha convertido en una forma de vida para mí”, explica Sáez. “Una etapa colmada de sentimientos contradictorios. Sentirme de aquí y de allí. Y, casi siempre, sentirme de ninguna parte. Un periodo en el que he construido una memoria compuesta de retratos a sujetos complejos, de miradas perdidas. Desconocidos con los que he compartido tiempos muertos, de espera y de travesía entre ciudades, los momentos en los que uno deja de ser”.